miércoles, 23 de mayo de 2012

Spain is Pain #35: Las entrevistas del Saló: Manuel Bartual (1/4)


La entrevista con Manuel Bartual se realiza el sábado 4 de mayo en el Salón del Cómic de Barcelona, la entrevista se divide en dos partes tanto en lo conceptual como en lo físico: la primera parte de la entrevista se centra en su labor como editor en ¡Caramba!, esta parte se realiza por la mañana y por la tarde la entrevista esta focalizada en su rol de autor. El hecho de que la entrevista se parta se debe al horario de firmas del autor por la mañana con Astiberri y por la tarde con El Jueves. Como la entrevista anterior esta se partirá, esta en cuatro partes por lo extenso de la misma reproduciendo esta en su integridad.

Miguel Pérez.- A parte de ser autor, el tema de la edición y la maquetación te tira bastante, porque también trabajas en Astiberri como diseñador…

Manuel Bartual.- Si bueno realmente cuando… incluso más atrás cuando empezamos con 7 Monos a finales de los noventa también me ocupaba bastante del tema de maquetación. Nos juntamos por hacer un poco de ruido juntos  pero si que nos repartimos las tareas, Jordi Bayarri llevaba el contacto con la imprenta y las distribuidoras, yo me ocupaba de la maquetación, y de ahí ya me empezó un poco el tema del diseño y la maquetación. De hecho cuando entre en Astiberri me conocían gracias a las cosas que había estado maquetando para 7 Monos y con Astiberri llevo ya ocho años encargándome del diseño de sus publicaciones.

M.P.- Bueno vamos con ¡Caramba! ¿Con que premisa nace?   

M.B.- Pues originalmente nace como un fanzine, ya que quince años después  de hacer mis primeros fanzines me apetecía hacer de nuevo uno. O sea un fanzine pero con los amigos y con la gente que me relaciono ahora, básicamente nace como eso, como una necesidad de hacer una cosa al margen de cualquier editorial,  algo montado entre todos en el que se recupera ese espíritu de los fanzines, de pasártelo bien con tu amigos haciendo algo. Se me ocurrió que podría ser divertido hacer un fanzine de humor desde el humor o sea hablar del humor, sobre los mecanismos del humor, chistes tradicionales y tal. Al final nos reunimos poco más de treinta autores y lo sacamos a la venta en junio del año pasado. Por otro lado yo tenia curiosidad por ver como era lo de promocionar a través de redes sociales y vender a través de Internet. Porque hace quince años cuando empecé con los fanzines darte a conocer era muy complicado, aparte porque acababas de empezar, era terrible. Internet estaba en pañales había que pelear mucho ir a un mogollón de sitios, que te hiciesen caso de las distribuidoras. Entonces quería ver como era el escenario actual, de decir: “vamos a hacer un fanzine y vamos a intentar venderlo, sobre todo por Internet”.

Y la verdad es que funcionó muy bien, hicimos primero una primera edición de 333 ejemplares, por hacer un poco la coña, y vendimos 300 el primer día, y nada hicimos una segunda de 666 para que fueran 999 en total y al final entre una y otra se vendieron más de 600 a través de la red. Entonces fue lo que me hizo ver pues que igual había una salida ahí de plantear un modelo de negocio entre comillas porque estábamos viendo si realmente era viable. Vimos que había ahí una vía para montar una editorial diferente al sistema tradicional y buscar otro modelo de edición, y entre Alba Diethelm y yo, coordinamos los dos el fanzine, decidimos el verano pasado montar una pequeña editorial. Y nada pues ahí andamos, la idea es una especie de continuación de lo que fue ¡Caramba!, el fanzine, porque la editorial esta especializada en cómic de humor.  Lo que buscamos es cómic de humor desde diferentes puntos de vista con autores muy diferentes pero que trabajen el humor, porque creo que se están haciendo  cosas muy interesantes con el humor como premisa.

M.P.- me estas hablando de un fanzine pero va con un poco de trampa ya que la gente que trabaja en el son autores consolidados o que esta empezando y que ya tiene un nombre en el panorama. Yo lo entiendo más como una revitalización de la idea del fanzine pero con toda la experiencia y gente con nombre…

M.B.- Bueno, aquí andamos con la definición de fanzine. ¿Qué es un fanzine?… Lo que decía antes el “espíritu fanzinero”. Para mi el “espíritu fanzinero” es juntarte con amigos para pasártelo bien y hacer algo, eso por un lado. Y luego por otro lado, yo entiendo un fanzine es algo que haces en la que no hay ánimo de lucro, con ¡Caramba! la editorial si que hay ánimo de lucro porque queremos que los autores cobren y nosotros como editores ver remunerado nuestro trabajo, pero con ¡Caramba! el fanzine, que hemos sacado dos, ahí no hay animo de lucro ninguno, el precio estaba calculado para vender la tirada y recuperar la inversión. A mi de todas formas si que me da igual decir que es un fanzine, una revista o lo que sea. Nosotros lo llamamos fanzine en su día porque sentimos que estaba más próximo a eso que a una revista. Yo entiendo que una revista es una publicación con una periodicidad y en el que sus trabajadores ven remunerado su trabajo. En ¡Caramba! fanzine no la gente que nos hemos juntado era como yo cuando me juntaba con amigos hace quince años para hacer una cosa para pasárselo bien. Pero ya te digo, a mi el termino me da igual, pero bueno te explico porque lo llamamos fanzine, que en su día hubo un poco de revuelo en Internet, había mucho fanzinero preocupado por si queríamos robarles alguna nominación o algo así en el Saló.

M.P.- Yo lo digo más que nada porque hay una clara búsqueda de la calidad… Pero, como lo diría… en un sentido positivo, no es un tanto elitista. Buscáis vosotros a la gente que publica en ¡Caramba!, a parte de los autores del fanzine,  u os llegan propuestas para publicar.

M.B.-  En lo que es el fanzine si que hemos ido buscando a la gente que queríamos que participara, en la editorial mitad y mitad. Si que hemos picado alguna cosa de gente que nos ha enviado cosas, por ejemplo, lo que acabamos de publicar Los Fabulosos Teykerman, que es un juego de ilustraciones, es el primer proyecto que hemos publicado que no hemos buscado nosotros sino que nos ha buscado el autor. Nos envió el proyecto, nos pareció chulo y tiramos adelante. Pero vamos viendo lo que nos va llegando y también vamos buscando nosotros a la gente, por ejemplo; Let’s Pacheco, nosotros conocíamos a Carmen y Laura mucho antes de que hicieran el webcómic y conocíamos al señor Pacheco antes de que se convirtiera en un personaje de cómic…

M.P.- Pero... ¿el padre es así?

M.B.- Si, si (risas)… Es muy divertido, de hecho Carmen lo comenta en las entrevistas, que cuando Laura quiso hacer tebeos y no sabia que hacer lo que hizo Carmen fue recopilar estados de Facebook de Laura en los que comentaba historias del padre de ambas, y le dijo “mira aquí tienes historias por un tubo”. Laura un año antes de empezar Let’s Pacheco le toco volver a casa de sus padres y la vía de escape era contar las cosas que le pasaban con el señor Pacheco en su Facebook y era muy divertido. Cuando ves que se convierte en un personaje de comic piensas “es que tiene mucho sentido”. En ese caso si que fuimos nosotros que les comentamos “que os parece si hacemos un libro”, no una recopilación, que fue la primera idea, pero vimos que faltaba material sino hacer una historia en concreto y a partir de ahí lo vieron claro. Lo que buscamos también es que no venga alguien y te diga “mira tengo esto para publicar” y lo publicamos. Sino que haya una relación autor-editor maja. Con Let’s Pacheco nos reunimos con ellas, vimos el guion, estuvimos comentándolo, luego viendo las páginas, comentábamos cosas, etc. La última palabra la tiene el autor, pero si que nos gusta involucrarnos bastante con ellos y también de cara a elegir el formato, de manera que acaban siendo productos chulos.

M.P.- La verdad es que están muy bien editados. Pensando en tu labor de autor y editor te voy a hacer una afirmación y tú me dices que piensas. La publicación en papel es el fin último del autor y la web solo sirve para promocionar.

M.B.- No, yo creo que no. Lo que pasa es que si que es verdad que si alguien quiere ver remunerado su trabajo, dentro de que la venta física en papel también está complicada porque se publica mucho. Creo que todavía es más fácil que sacar un dinero publicando tu trabajo por tu cuenta en Internet. Yo creo que con el tiempo si que se irán desarrollando canales y vías por las que un autor pueda estar publicando su trabajo en Internet y sacando un beneficio. Pero ahora mismo, puedes sacarte una recopilación como hace Andrés Palomino con Las Crónicas PSN que cuando tiene suficiente material saca un librito. Él por la tira diaria no saca nada, tienes que tener millones de visitas para que alguien este interesado en poner publicidad y funcionase. Entonces, yo no veo tanto como que Internet sea para la promoción y el fin sea el papel sino que a Internet todavía le falta un poco.

M.P.- Hablando de beneficios, desde un ámbito económico, en un mercado que está copado por los superhéroes o el manga, y en el cómic de autor por Astiberri, como la gran editorial nacional, como planteáis este proyecto en lo económico, porque respaldo económico no tenéis ¿no?  

M.B.- De nuestro bolsillo.

M.P.- ¿Todo de vuestro bolsillo?

M.B.- Si. Es que en el fondo tampoco es tan complejo, puede que desde fuera lo parezca pero a mi me parece mucho más arriesgado comprarse un piso o un coche que poner en marcha una editorial (risas) es más barato. Lo único es que haces una inversión mínima, tampoco muy grande y vas tirando de ahí. En el fondo es tan sencillo como pagar una imprenta y  luego empezar a mover el material.

M.P.- También hay que pagar ISBN.

M.B.- Pero tampoco es gran cosa.

(hasta aquí la primera parte, mañana más)

                                                                                                                                          @Mr_Miquelpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada