sábado, 11 de mayo de 2013

Spain is Pain #108: Entrevista a Rayco Pulido. Autor de Nela.


Esta semana empezamos con las entrevistas realizadas a lo largo del 31º Salón Internacional del Cómic de Barcelona. La primera está dedicada a Rayco Pulido el autor que ha adaptado al lenguaje del cómic uno de los grandes clásicos de nuestra literatura: Marianela de Benito Pérez Galdós. En la entrevista hablamos sobre todo sobre como es el proceso de adaptación de una obra de un medio a otro. Espero que os guste.

Miguel Pérez: La primera pregunta es inevitable, cómo decides embarcarte en la adaptación de Marianela de Benito Pérez Galdós, una obra tan representativa de la literatura española.

Rayco Pulido: Cuando la leí en su momento no me gustó. Es un libro que en los institutos de las Islas, sobre todo en Gran Canaria, se suele leer. Es una novela que los adolescente la sufren, yo la sufrí como alumno y como profesor he visto como la sufren mis alumnos. Me apetecía hacer una adaptación y decidí darle otra oportunidad a Marianela y fue a partir de esa primera relectura que el texto empezó a sugerirme unas ideas visuales interesantes, no tanto ideas cinematográficas como ideas visuales propias del lenguaje del cómic y que no son trasladables a otro medio. Vistas las posibilidades lo que hice fue analizar porque en su momento no me había gustado y a partir de ese análisis construir lo contrario: hacerla lo más atractiva posible y sacar todos esos elementos que no funcionaban. Aunque eso es siempre una presunción decir que Galdós tiene cosas que no funcionan, pero yo pensaba que sí y por ahí van los tiros.

Miguel: Crees que con Nela que los alumnos sufrirán menos la novela.

Rayco: Creo que sí, lo que más “dolía” era la retórica de Galdós. Marianela es una obra de su primera etapa: una novela de tesis. Estas son puro monólogo y retórica, y en ese sentido Galdós se gusta y a veces se pasa. Así que lo primero era sacar todos esos elementos que además se confundían con uno de los personajes del autor, que es el médico Teodoro Golfín, que también es todo monólogo y retórica. Es un personaje muy dicharachero por lo que esas dos cosas se confundían, entonces eliminar al narrador suponía quitar todos los textos de apoyo e intentar desarrollar toda la novela a partir de acción y de diálogo puro y duro.      

Miguel: Me dices que de joven la sufriste pero a partir de la primera relectura el texto ya te sugería imágenes, por lo que el proceso de adaptación, al menos en principio, no ha sido tan difícil.

Rayco: Es curioso como cuando eres adolescente te llega la información de una manera y cuando eres adulto te llega de otra muy distinta, por eso cuando la releí me gustó muchísimo. De esa confrontación de ideas de que me gustara y de que no le gustara a mis alumnos empieza a surgir un análisis. Y llegas a la conclusión que Marianela es pura imagen, salvo lo que te comentaba anteriormente, es acción pura y dura en cuanto a los diálogos es casi un texto teatral.

Miguel: Quizás sea lo más atractivo de esa obra, al menos a nivel formal.

Rayco: Eso lo hemos visto muchísima gente, es un texto muy adaptado a otros lenguajes, sobre todo visuales: al teatro por parte de los hermanos Quintero, se ha llevado un par de veces al cine, se han hecho telenovelas. Eso es porque tiene mucha potencia y mucho simbolismo, y está resuelto de una manera que parece que no tiene la carga que tiene, porque utiliza un lenguaje de gente llana.

Miguel: Me acabas de hablar de simbolismo, sin embargo, en esta obra lo que pesa es el tema de la predestinación social. ¿Te ha condicionado la situación actual en algún momento?

Rayco: No, especialmente me ha ayudado a darle el tono. Normalmente siempre trabajo con música pero en el caso de Nela hice casi todo el libro escuchando las noticias. Notaba que si en vez de escuchar música escuchaba las noticias en la radio me iba ayudar a darle el toque necesario, me refiero a la mala uva por estar escuchando continuamente noticias negativas; eso es lo que me iba a ayudar a darle el tono al dibujo y a la narración en este momento. Pero creo que si estuviéramos como en 1996 cuando éramos todos los mejores, Nela hubiera salido igual. 

Miguel: Me dices que en los tiempos que corren te pones las noticias para “poner el tono” adecuado. Entonces es verdad que en periodos de crisis lo creativo se potencia.

Rayco: Desde luego, no hay nadie más en crisis que yo (risas). Nela surge después de cinco años dando clases y quedarme en paro. Tenía varias ideas encima de la mesa y me dije: “vamos con esto, tengo un poco de dinero ahorrado y puedo dedicar un año a este proyecto”. Que es como nunca he trabajado, como si fuera un dibujante profesional dedicándome 8 o 9 horas diarias, y creo que eso se nota en el libro, en el dibujo y la concentración que he puesto en el mismo. Nela no tiene nada que ver con el resto de mi trabajo que siempre ha sido realizado en mis ratos libres y en ese sentido sí que puedo decir que la crisis ha sido espectacular.

Miguel: En ningún momento se te pasó por la cabeza situar la acción en el momento actual.

Rayco: Sobre todo quería ser fiel, hubiese quedado un texto demasiado pedante tendría que habérmelo llevado a otro ámbito. Marianela no podría ser como es, tendría que haber buscado otro tema, y quizás que ella fuese un chico. La verdad es que en ningún momento pensé en alterarlo porque una de las cosas que buscaba era que el texto fuese lo más fiel posible, con vistas de que los alumnos lo cogieran y tuvieran la impresión de que estaban leyendo un texto de Galdós para luego acercarse a la novela original.

Miguel: Eso es algo que destaca de tu trabajo en esta obra haces desaparecer los texto de apoyos.

Rayco: Aparecen cuando algunos de los personajes habla de su pasado y poco más. Yo soy de los que piensa que el cómic es ante todo un medio visual, y cuanto más texto tiene un cómic más sospecho de él. Cuando la imagen redunda en lo que está pasando cuando no camina lo visual por un lado y el texto otro y los dos van a su mismo sitio y puedo perfectamente leer un libro sin ver sus imágenes, solo leyendo el texto… Esto sucede también con algunas series de televisión, por ejemplo tu puedes seguir un capítulo de Juego de Tronos con los ojos cerrados porque toda la acción se desarrolla en el diálogo, con lo cual la parte visual se está perdiendo no solo en el cómic sino que también en otros medios. Por eso a mí me interesa primar ese aspecto.

Miguel: A pesar de lo que tiene de crítica social no llegas a caricaturizar a ningún personaje, sobre todo a los de la clase gobernante, algo que en principio podría parecer apetecible.

Rayco: Quizás el personaje más caricaturizado es el de Sofía, la mujer del hermano del médico, que es la que pone el tope de ignorancia dentro de las clases altas. Pero si Galdós hubiese llegado a esos niveles que me estas comentando yo lo hubiese llevado también porque uno de los leit motiv principales era intentar ser lo más fiel posible al original.

Miguel: A mí me interesa mucho la volubilidad del personaje de Pablo.

Rayco: Es el personaje más flexible, pero también es normal, te pones en su piel y ves el devenir del libro ya sabes cómo va a funcionar Pablo: cuando llega la prima y se entera que puede recuperar la visión, dos y dos son cuatro. Para mí es un personaje bastante interesante es quizás el que mejor refleja la condición humana: de 100 personas que le hubiera pasado una situación similar yo creo que hoy, que se supone que no hay tantos problemas con las clases sociales, el 95% hubieran hecho algo parecido y en su época el 100%. También tienes que pensar que Florentina es un dechado de virtudes. Nela le huye desde el principio, hay una parte importante mientras que esta se enamora de su primo que Nela está desaparecida, por lo que ella está abriendo las puertas para que no haya ningún tipo de conflicto ni que se vea en la obligación de cumplir con sus promesas, es por eso que Nela es la buena de la novela y cede en esos aspectos.

Miguel: A mí me parece que Galdós es un tanto elitista describiendo a Nela como la buena, pobre y tonta.

Rayco: Pero Nela tiene dos caras, al final se enfada y se contradice, se mete con Florentina, no está tan claro. Nela es buena hasta donde puede ser buena, no es un personaje plano, tiene varias dimensiones lo que pasa es que sus estas se muestran en situaciones más extremas que el resto de los personajes que son más poliédricos y que continuamente son flexibles o inflexibles dependiendo de la situación. Nela tiene que llegar a un punto en que ya  se le está empezando a ir la pinza, porque ni come ni duerme y se le va un poco el rejo.

Miguel: Yo veo más a un animal acorralado que maldad. Sobre todo porque es un personaje muy sensorial que percibe el mundo a través de lo que podríamos denominar como una magia espiritual.

Rayco: Ten en cuenta que ella no ha aprendido nada y que nadie se ha ocupado de enseñarle absolutamente nada. Tampoco tiene nada, no tiene casa, no tiene cariño del entorno familiar en el que está, solo de Celipín, pero este tampoco tiene cariño; es otro ser que está ahí abandonado por su familia, lo único que hacen es consolarse mutuamente. Pero no creo que Galdós sea blando con Nela, cuando tiene que ser duro lo es, y con Celipín también, no hay más que leer El Doctor Centeno, hay también le da bien a Celipín, no hace concesiones con ninguno. En Misericordia hace un retrato social mucho más fuerte de lo que pueda hacer Buñuel, que siempre pone a los pobres como a esas personas que hay que cuidar pero que luego a la mínima te traicionan.    

Miguel: Me gusta cómo has representado los espacios: unos exteriores mágicos llevados de la mano de Nela, y por otro lado lo que podríamos definir como unos espacios lógicos compuestos por casas y edificios. Como un mundo de la realidad real contra un mundo de la realidad de Nela.

Rayco: La verdad es que todavía no he reflexionado demasiado sobre el paisaje, pero me lo están diciendo bastante. Este surgió a partir de los personajes y el hecho de tener que contraponer dos o tres elementos: uno en el que Nela pasea con Pablo, otro en el que Pablo vive con su familia, una casa bien en el campo con espacios amplios en el que hay animales; el entorno de la familia de piedra que es todo lo contrario, completamente restrictivo con unos fondos muy oscuros; y luego están las minas, que representan varias partes del libro; los barracones que son también espacios bastante amplios, pero contrapongo esos espacios amplios con gente en sombras y personajes que son totalmente anónimos.


Miguel: Me llama mucho la atención esa pequeña introducción, cuando el médico llega al principio de la historia se encuentra a Pablo y atraviesan una cueva para llegar al “mundo de Nela”

Rayco: Eso es Galdós puro y duro. Hay una cosa que hice distinta y es que Galdós hace que el médico se pierda en la estación de tren cuando está atardeciendo, a mí me pareció más simbólico empezar la novela con todo negro y el personaje totalmente perdido. En cuanto a la parte del túnel es muy interesante, pero tuve que cortarlo, era un diálogo muy largo en el que se habla de geología pero el cómic es condensación y no puedes estar metiendo todo esa cantidad de texto.

Miguel: Que pasa con Celipín que por mucho que lo intente todo le sale mal.

Rayco: Es mi personaje favorito, es el que realmente tiene la fuerza necesaria para salir de esa situación. Lo curioso es que luego Galdós es muy cruel con él ya que a pesar de hacer todos los esfuerzos, habidos y por haber, para cambiar y ser como los médicos, que son su ejemplo vital, nunca lo consigue. Sin embargo, Nela lo intenta, se rindió desde el principio.

Miguel: Quizás Nela sea más consciente de que existe un determinismo social que no le va a dejar salir de donde está.

Rayco: Sí, pero Nela es una mujer, y lo va a tener un más crudo. En esa época un hombre podía avanzar algo pero a ella no le quedaba otra que ser sirvienta, y si tiene mucha suerte caerá en una casa que este bien. Pero Celipín sí que trabaja por ello y tiene ilusión, y luego pasa lo que en Marianela no aparece pero en El Doctor Centeno, y creo que también en La de Bringas, es el tonto del que se ríe todo el mundo, está diciendo continuamente que va a ser médico y por eso le llaman doctor Centeno y es así de triste y de cruel.

Miguel: Todo lo que has leído de Galdós lo habías hecho previamente o ha sido para preparar Nela.

Rayco: Leí mucho texto de Galdós para preparar el libro y luego porque me enganché. Es que por ejemplo: Los episodios nacionales no me interesan sé que Trafalgar lo ponen como el culmen pero a mí la novela histórica no me ha interesado demasiado, me ha gustado más la novela de personajes. El Doctor Centeno la leí a partir de Marianela y luego le siguió La de Bringas, todo pensando en el personaje y lo que le iba a pasar después.
           
Miguel: También me sorprende no solo la actualidad del relato sino que se haya podido adaptar al cómic, un medio que ha cambiado muchísimo en los últimos años.

Rayco: Yo no soy consumidor de adaptaciones, no me gustan especialmente. Las que me gustan son aquellas que son más raras por ejemplo: el Drácula que hizo Crepax para mi es la mejor de todas, no me he leído el libro pero seguramente la adaptación no tenga nada que ver; porque ese trabajo de Crepax es una locura. Entiendo que mucha gente tenga reticencias a acercarse a una adaptación porque yo las tengo. En parte porque a las que me he acercado no me han gustado porque en parte son simplificaciones de los libros, con lo que se está denigrando un medio con respecto al otro o son abreviaciones buscando a un público “infantil o juvenil”, pero hay maneras y maneras de hacer ese trabajo, y yo he intentado hacerlo siendo fiel y no haciendo concesiones a ese tipo de recursos.

Miguel: Quizás el mayor problema de las adaptaciones es que sean textos subsidiarios y que siempre tienes que remitirte al original. Eso es algo que no sucede con Nela, no me da la impresión que tenga que ir al Marianela de Galdós para entender lo que en su momento quiso decir este y lo que has querido decir tu ahora.

Rayco: como ya te he dicho no soy lector de adaptaciones, por lo que todo ha sido experimentación. El libro está completo a parte de la voz narradora, si lees el libro y el tebeo podrás comprobar que no se queda nada fuera.

   
Miguel: Es que realmente te encuentras con dos textos que sabes lo que son, pero que a pesar de que has desnudado Nela de textos de apoyo, no da la sensación de que te pierdas nada.

Rayco: Es que Galdós narra muy bien, por ese lado era un trabajo sencillo. Pero había una parte complicada y es que muchas fases de la novela se desarrollan con personajes andando y hablando. Ahí sí que tuve que modificar y cambiar de sitio los capítulos, y eliminar uno. Hice un par de cambios que resultó ser el trabajo más difícil del proceso de adaptación, que es el de mover unas cosas y quitar otras. Pero sí que es cierto que es como un teatro pero con personas caminando. Por ejemplo: también le he dado importancia al personaje del Choto que en el libro no la tiene tanto. En Nela lo tengo como punto de apoyo, siempre está haciendo acciones que te distraen un poco de todo lo que rodea al texto con la intención de aligerarlo. Celipín también tiene una parte que no sale en el libro, cuando está espiando a los hermanos cuando estos están contando su historia. Además Galdós lo cuenta tres veces: los hermanos cuentan la historia, uno de los hermanos se lo cuenta a Nela y luego Nela se lo cuenta a Celipín. Para saltarme el tener que contar tres veces la misma historia lo coloqué espiando y luego cuando Nela y Celipín están hablando le dice: “Sí, lo sé”. También he cambiado bastante el final, porque el final de Galdós a mí me resulta empalagoso sabes lo que va  pasar porque es un final lógico pero que parece que nunca va a llegar. Lo va alargando con tres páginas con ella muriéndose, luego se despierta, vuelve a morirse. Eso sí que lo simplifique un poco más para que tuviera el mismo ritmo que el resto del libro. Nela tiene un ritmo muy marcado y no puedo en la escena final y alargarla 10 páginas para que dé todavía más pena que parece que es lo que quería Galdós.   

Miguel: La verdad es que es un texto duro, pero en la ficción siempre queda algo de esperanza.

Rayco: Al final le doy una pequeña alegría a Marianela lo comento en el texto que coloco al final del libro, y era que todavía sigan reconociéndola como una persona rica e importante dentro del pueblo de Socartes. Galdós en la novela se lo vuelve a cargar diciendo que: “como son los periodistas que se creen cualquier cosa”.

Miguel: Ahora tienes algo entre manos.

Rayco: No, la verdad es que Nela me dejó exhausto y con la cabeza vacía. Yo soy de los que se toma su tiempo, porque si voy a estar 2 o 3 años en un libro tengo que estar muy seguro de que la idea es genial; y si no es así al menos que a mí me lo parezca durante ese tiempo, no puedes estar en el tablero teniendo dudas continuamente. Yo siempre he trabajado pensando que iba a ser la bomba, luego el resultado puede ser mejor o peor. Sin título (2008-2011) (De Ponent, 2011) es un libro que hice entero sin tener editorial porque sabía que si le iba a contar de que iba a se iban a reír, de manera que lo hice completo y envié un pdf con el libro, les encantó y lo sacaron. Pero es tan marciana que era incapaz de explicarlo en un texto o en una entrevista. Con Nela hice algo parecido, yo no fui a Astiberri diciéndoles que iba a hacer una adaptación de Pérez Gáldós, les mostré 50 páginas y les gustó. Si tú vas a cualquier editor y le dices que estás haciendo la adaptación de un clásico se asustan.

Miguel: Cómo le explicarías a alguien que no sabe nada de cómic qué es un autor de cómics.

Rayco: Es alguien que nunca dejó de dibujar en el momento en el que todos sus compañeros abandonaron el dibujo en el colegio. Siguió dibujando, le gustaba contar historias a través del dibujo. Un autor de cómics es cualquier persona que tenga una historia que contar, no hace falta que la publique, que utilice dibujos y que utilice texto para desarrollarla. Otra cosa es un autor profesional.   

                                                                                                                          @Mr_Miquelpg
         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada